El oídio de la vid es causado por el hongo Uncinula necator. Éste se habría originado en América del Norte, y producto de del intercambio comercial, el hongo fue apareciendo en otras zonas como Europa. Posteriormente, la importación de nuevas variedades de uvas viníferas desde Francia hacia países como Argentina, Chile, Uruguay y Brasil, habrían permitido la introducción de este patógeno en América del Sur.

El oídio puede afectar a todos los tejidos suculentos de la planta, incluyendo brotes, frutos y hojas. En un viñedo no protegido contra esta enfermedad el hongo puede tener un desarrollo explosivo después de la floración sin que haya habido alguna manifestación de alerta previa.

Para poder combatir este hongo, investigadores y colaboradores de la Universidad de Adelaida, Australia, desarrollaron una aplicación que permite al usuario hacer una rápida evaluación visual de la gravedad del hongo en cada racimo de uva, haciéndolo coincidir con una imagen generada por computador.

La aplicación calcula la proporción de racimos afectados (incidencia de la enfermedad) y de la superficie del área afectada (gravedad) y reporta los datos en una hoja de cálculo para su posterior análisis.

La aplicación bajo el nombre de PMapp, ya se encuentra disponible para descargar, la cual ayudará a productores a tomar decisiones informados sobre la calidad y precio de la uva.

Ésta por ahora está disponible para Australia y Nueva Zelanda, sin embargo tienen planes de futuros de habilitarla globalmente, detalló a Portalfruticola.com la doctora Liz Waters de Wine Australia.