Los ourensanos David Losada Fernández, Sergio Eiriz Rey y el vilagarciano Javier Pesado Gil conforman un equipo de jóvenes emprendedores que han puesto en marcha y sacado adelante su proyecto empresarial: “iBeeAgro”, una solución para agricultura de precisión que ofrece a los productores agrícolas la oportunidad de sacar el máximo rendimiento de sus explotaciones. Su propuesta ha sido incluida entre las 10 iniciativas ganadoras de “Jóvenes Emprendedores de Ourense 2015”, puesto en marcha por La Región y que apadrina Abanca.

Losada, de 30 años y que actualmente se encuentra en Extremadura por motivos laborales, es ingeniero técnico de Informática de Gestión; Eiriz, de 36 años, es ingeniero técnico de Telecomunicaciones y Pesado, de 29 años, es ingeniero técnico en Electrónica. Los tres trabajaban en una empresa dedicada a la monitorización que, “por circunstancias de la vida no salió adelante”, explica Javier Pesado. La situación les puso la luz al final del camino. “Decidimos embarcarnos en este proyecto porque veíamos un problema que a día de hoy, en España, no plantea muchas soluciones”, añade.

La principal línea de negocio de “iBeeAgro” es su fundamento: un sistema de monitorización y gestión integral agrícola para optimizar la producción y asegurar la calidad y la eficiencia de los recursos que dispongan las explotaciones en un momento en el que gran parte de ella no tienen acceso a información de sus cultivos y las decisiones se toman de forma “correctiva”, elevando los costes de producción. El método de trabajo consiste en el despliegue de una red de sensores inhalámbricos a lo largo de una explotación, de los cuales “obtenemos información de diferentes parámetros, bien sean ambientales o de suelo, luego lo enviamos a una plataforma ‘cloud’ y los procesamos para predecir enfermedades, el rendimiento de las cosechas y saber el estado actual de cultivo”, explica el emprendedor. Con la recopilación de esta información, la empresa facilita la gestión de la explotación a su agricultor, “reduciendo considerablemente los costes”, añade. Accesible mediante una plataforma web, en la que se puede entrar a través de cualquier dispositivo con conexión a internet, “iBeeAgro” permite desde consultar el estado de los cultivos hasta configurar alarmas, añadir un cuaderno de explotación y generar y compartir en red modelos predictivos. Todo para “hacer realidad una agricultura inteligente y de precisión”, puntualiza Pesado.

El empresario avanza que, “pese a no ser una idea pionera, en un futuro próximo ofreceremos servicios que la competencia no está dando”. En esta línea, el equipo trabaja en un sistema innovador para la gestión de riego, con el que también está prevista la reducción de costes. Respecto de la plataforma de datos, Losada, Eiriz y Pesado tratan de mejorar sus prestaciones “con una serie de herramientas que las demás empresas aún no contemplan”, dice Javier Pesado.

“iBeeAgro” se consolidó como empresa en marzo de este año, “aunque no nació de un día para otro, sino que ya llevábamos desde bastante tiempo atrás dándole vueltas al planteamiento”. Desde entonces, el producto mínimo del hardwar que recolecta la información es viable, así como la web. Además, el proyecto cuenta ya con una instalación piloto en un viñedo de la D.O. del Ribeiro.

El principal obstáculo que destaca Pesado a la hora de arrancar la empresa -que tiene su sede en el recinto empresarial Tecnópole- es la información y el conocimiento para desarrollar las medidas preventivas y el financiamiento del desarrollo tecnológico.