Aquí os dejamos unos consejos, para decidir cuando es el mejor momento para regar tus cultivos y con que frecuencia hacerlo

1- Riega de acuerdo a las necesidades de cada planta. Todas no consumen lo mismo.

2- La escasez de agua tiene solución, pero el exceso por regar mucho, no.

3- Las verduras y hortalizas pierden parte de la intensidad de su sabor cuando se riegan en exceso.

4- Para aprender a regar se necesita mucha observación y rectificar con los errores; es normal que se produzcan bajas.

5- La frecuencia y cantidad a aportar depende de muchos factores.

6- Una planta a pleno sol necesitará más agua que en sombra.

7- Una planta en plena floración consume más agua que cuando no tiene flores.

8- Necesitan más agua las plantas que tienen un sistema radicular superficial.

9- Verano es la estación en la que más debes regar tus plantas y observarlas casi todos los días.

10- Si azotan vientos secos riega más porque se deshidratan los vegetales.

11- Un suelo arenoso es más seco que uno arcilloso que tiene más capacidad de almacenar agua.

12- Los terrenos arcillosos se riegan con menor frecuencia porque almacenan más agua. Los arenosos, retienen poco y se riegan más.

13- Si quieres que una planta crezca más rápido, riega y abona. Por ejemplo: una palmera que deseas que cuanto antes desarrolle un tronco importante o un seto para que cierre antes: más agua y más abono.

14- No descuides el riego de lo recién plantado porque todavía las raíces son poco profundas.

15- Las plantas que provienen de vivero están acostumbradas a bastante agua. Por tanto, los primeros 20 días hay que regarlas casi a diario e ir reduciendo el riego poco a poco hasta una dosis normal.

Fuente: Infojardin